viernes, mayo 13, 2005

candilejas indecentes

si alguien me encandilara adrede
con el reflejo de un reloj de bolsillo
qué efecto provocaría en mí­?

nena, no te hagas la osa

=

retrotraerse en el tiempo

caminar descalza entre tinieblas
sobre pasto mojado
guarda con la brisita
además de adherirte la seda al cuerpo
apagará el candil

=

pasada la medianoche
un candelabro de plata bruñida
- tan noble él -
le dio franco a sus velas

cómo osáis opacar lo blanco de mi piel

=

lámpara jadeante

entre rubores y sofocos
sus intermitencias, intimidan

y si la dejamos caer?

=

urgencia de s.o.s.

cómo evitar que el punto de luz

se de a la fuga por los ojos?

gotea oscuro aquí­ dentro


=

el invierno bracea entre hojas yertas

otra vez mis poros inhalando
sombras no chinescas

.
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Loba: Aprovechando mi breve estadía en Bs.As., pensaba darle un libro de regalo.
Lamentablemente no encuentro una dirección a donde enviar un correo electrónico, de manera que todo intento de contacto queda trunco.
Si lee ésto antes del viernes al mediodía, puede enviarme un mail a alejo_salem@hotmail.com .
Eso sí, reciba mi saludo.

Alejo Salem

aguijonmagico dijo...

Sra. tan goteando:

Me encanto su perfida osadia.
Ahora bien, yo me pregunto: las poetas osas tienen hombría?

Llegue aqui a traves del Blog de Klandestino.

Aguijonmagico.

Seguir a pampaylavia en Twitter Cris Quint

Crea tu insignia
eXTReMe Tracker