viernes, enero 28, 2005

submundo

tu patio es así
una incoherente impenetrabilidad
que deja maniatado in profundis
y vos sabés bien
cómo uno busca la intemperie
la claridad despareja que invade con la lluvia
las puertas vivas golpeándose unas a otras
el vuelo en voile de las cortinas

el viento...

y a pesar de mis ahogos
amo el misterio que sembrás
la ambigüeedad de tu renegrida piel invisible
el olor que despide esa lóbrega melancolí­a tuya

cielito mío
en qué cajón guardaste el cielo?
dónde, la luna sin eclipses?

pobre
pobre
pobre de mí

el interruptor de luz se ha roto
y estoy segura fuiste vos
nena
vos y tu sol de luto terso
volátil oscurísimo
polarizando con gas de neón
los exiguos días que me quedan en stock
.
.

1 comentario:

jacaranda dijo...

El viento, el viento...una vez más, azares...

Lobablanca...seguiré visitándote porque yo también escribí sobre el viento en esta semana, porque yo también amo los misterios y busco los cielos cada día.

Un beso, desde mi bosque

http://blogs.ya.com/elbosquecallado/

Seguir a pampaylavia en Twitter Cris Quint

Crea tu insignia
eXTReMe Tracker